22 de noviembre de 2016

Realmente tengo Fe ¿?


Hola a cada uno de ustedes!
Alguna vez se han preguntando si tienen Fe en Dios, en Jesús, etc; y, si es que la fe que tienen es verdadera; y, si lo es, cómo la ejercen ¿?

Yo muchas veces me lo pregunté, de hecho hace muchísimos años, incluso antes de conocer la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En ocasiones cuando las cosas no iban como yo lo deseaba, me cuestionaba mucho acerca de que mis creencias no eran reales o no eran del todo ciertas. Definitivamente era una rebeldía, tal cual como cuando te rebelas ante tus padres porque no te dan lo que pides. Sin embargo y afortunadamente, después de esa rebelión me calmaba y me arrepentía, sentía que estaba actuando en contra de mi concepto de creencia y sabía que eso no estaba bien ante los ojos de Dios porque sabía que Dios me quería a pesar de todo.
Pero bueno, eso no es suficiente, esa rebeldía lo que en realidad estaba mostrando era mi falta de mi fe, estaba mostrando que mi fe no esta centrada del todo en mi Padre Celestial y en Jesucristo, lo que mostraba era que mi fe no estaba madura y todo eso se debía a mi falta de creencia en que el centro de mi vida se debía regir en actuar conforme a las enseñanzas de Jesucristo, que debía estar regida en saber que tengo un Padre Celestial que me ama y que lo único que desea es que tenga vida eterna. Considero que eso es lo que todo cristiano siente y sabe acerca de Dios.

Luego cuando conocí la Iglesia SUD, después de haber conocido, leído y haber comprobado mediante oración la veracidad del Libro de Mormón, conocí más acerca sobre el evangelio restaurado de la Iglesia, conocí cuáles eran las enseñanzas de Jesucristo, de qué manera debía llevar mi vida, cuál era el propósito de que yo estuviera en esta tierra, conocí que a través de la expiación de Jesucristo, él había padecido toda aflicción, todo dolor y tribulación para que yo pudiera tener la oportunidad de regresar a la presencia de mi Padre Celestial y tener vida eterna, entendí que Jesucristo hizo un sacrificio enorme por mí, el cual empieza por haber venido a este mundo de una manera tan humilde en forma de un bebé tal como cualquiera de nosotros, él decidió venir a este mundo como un mortal más aún siendo el Hijo Unigénito de Dios, él decidió llevar a cabo la más grande prueba de amor por nosotros sus hermanos. Yo recuerdo que en el momento en que realmente interioricé toda esa historia, empecé a tener algo que se llama CONFIANZA en él. 

Si nosotros herman@s empezamos a confiar en Jesucristo, en confiar en que él conoce cada uno de nuestros dolores, nuestros problemas, nuestros pecados, nuestras dudas, vamos a entender y vamos a sentir que sólo a través de él vamos a tener consuelo, gozo, sanación, conocimiento, sólo a través de él podremos progresar en nuestra fe en Dios, a través de él podremos arrepentirnos, encontrar perdón, salvación y gozo en nuestras vidas.

Hoy yo comprendo que, en cada aflicción de mi vida, en cada petición, debo pedírselo a Dios a través de su hijo Jesucristo y esperar siempre su voluntad, saber que él me dará lo que yo realmente necesito, en el momento y forma indicada. Tener fe es tener confianza, tener nuestro corazón totalmente humilde ante nuestro Padre Celestial y su hijo Jesucristo, todo esto se los comparto como siempre en el nombre de Jesucristo. Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario