22 de noviembre de 2016

Realmente tengo Fe ¿?


Hola a cada uno de ustedes!
Alguna vez se han preguntando si tienen Fe en Dios, en Jesús, etc; y, si es que la fe que tienen es verdadera; y, si lo es, cómo la ejercen ¿?

Yo muchas veces me lo pregunté, de hecho hace muchísimos años, incluso antes de conocer la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En ocasiones cuando las cosas no iban como yo lo deseaba, me cuestionaba mucho acerca de que mis creencias no eran reales o no eran del todo ciertas. Definitivamente era una rebeldía, tal cual como cuando te rebelas ante tus padres porque no te dan lo que pides. Sin embargo y afortunadamente, después de esa rebelión me calmaba y me arrepentía, sentía que estaba actuando en contra de mi concepto de creencia y sabía que eso no estaba bien ante los ojos de Dios porque sabía que Dios me quería a pesar de todo.

12 de noviembre de 2016

Qué significan Los Artículos de Fe


Hola a tod@s :
Buen dia! Espero cada uno de ustedes se encuentre muy bien!
Quiero comentarles acerca de Los Artículos de Fe de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Sobre estos artículos se basa la creencia de la Iglesia.

Cuenta la historia, que en el año 1842, el Profesa y Presidente de la Iglesia, Jose Smith era además editor del Times and Seasons, un diario de la Iglesia que se publicaba dos veces por mes, el cual en palabras del Profeta, contenía: "... los sucesos importantes que ocurran diariamente a nuestro alrededor; el rápido avance de la verdad; las muchas comunicaciones que recibimos todos los días de los élderes que están lejos, tanto en este país, como en Inglaterra, en el resto del continente europeo y en otras partes del mundo; el estado conflictivo de las naciones; las epístolas y las enseñanzas de los Doce; y las revelaciones que recibimos del Altísimo."

Durante la primera edición del mes de marzo de ese año, el Profeta Jose Smith publicó un artículo mediante el cual narraba los comienzos, el progreso, la persecución y la fe de los Santos de los Últimos Días. Este artículo fue una respuesta al señor John Wentworth, quien deseaba saber en qué creían los Santos de la Últimos Días y cuáles eran las creencias de la Iglesia. Este artículo sería conocido más adelante como la Carta a Wentworth y además contiene los 13 Artículos de Fe que explican las creencias de la Iglesia.

7 de noviembre de 2016

Empezando con una Oración


Buen día a tod@s :

Hoy deseo hablarles de lo que significa para Una Chica SUD y para un miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días la Oración.
Sin distinguir las diferentes creencias religiosas de cada uno de nosotros, estoy segura que coincidimos en que la Oración es el medio de comunicación con nuestro Dios.
Antes de conocer la Iglesia SUD, yo me comunicaba con Dios realmente a mi modo, de hecho oraba casi siempre para pedir, y no por falta de interés sino por falta de conciencia de no saber lo importante y lo poderosa que es la Oración.

Hoy en día, la Oración hace parte fundamental de mi día a día; es el medio por el cual comienzo cada mañana, agradeciendo a mi Padre Celestial por un día más de vida para progresar en este mundo, es el medio por el cual invito al Espíritu Santo a que me acompañe durante el día y me guíe para siempre actuar de acuerdo a las Ordenanzas del evangelio y a recordar los convenios sagrados que realicé al bautizarme.

4 de noviembre de 2016

Mi Testimonio de Veracidad

Buen día a tod@s !
Espero que cada uno de ustedes, se encuentre muy bien. Tal como lo he venido haciendo con mucho cariño, les cuento un poco más acerca de como fue que conocí la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Hoy quiero hablarles de cómo fue que llego a mis manos EL LIBRO DE MORMÓN.
Fue que, después de conocer  a las hermanas misioneras, asistí a la Capilla del Barrio Cayetano en donde me reuní con los Elderes misioneros y luego de hacerles unas preguntas y comentarles en que situación me encontraba en ese momento, ellos solo me preguntaron si yo realmente quería saber acerca de la palabra de Dios y del evangelio de Jesucristo, yo les respondí que sí porque luego de muchas cosas y experiencias, lo que más anhelaba era poner mi vida en orden, arrepentirme de ciertas cosas y poder conocer lo que realmente Dios quiere de nosotros, para qué y por qué estamos aquí.

Jamás podré olvidar una frase muy cierta que los Elderes me dijeron, que si quería saber si el evangelio restaurado del cual ellos me hablaban era cierto, que preguntase a Dios Padre en oración, en el nombre de Jesucristo, con corazón sincero y con verdadera intención, y así Dios me manifestaría la verdad a través del Espíritu Santo.
Hasta el día de hoy, no he vivido mayor experiencia a la de esa noche. Aquella noche llegué a mi casa con El Libro de Mormón que me obsequiaron, tenía muchos sentimientos encontrados; algo dentro de mí me decía que por este lado era el camino, pero siendo sinceros la lógica y las costumbres culturales me ponía muchas dudas en la mente, así que antes de empezar a leer este libro, abrí mi mente y corazón, pedí con un corazón humillado; sólo quería saber si esta era la verdadera palabra de Dios Padre y el evangelio verdaderos de Jesucristo, y recuerdo claramente que pedí: "Señor si esta es tu palabra y tú me la haces saber, que esa sea una señal que tienes las puertas abiertas para mí y que me das la oportunidad de perdonar mis pecados y poder regresar a tu presencia."

Luego de eso, empecé con mi lectura; leí cada frase hasta que caí dormida en Nefi1:21.
Lo repito, para mí no ha habido mayor experiencia, ninguna experiencia tan real y conmovedora como la que viví esa noche. Lo reservo para mí, no por ser misterioso sino sagrado.

Estoy muy agradecida por eso, porque desde esa noche muchas cosas empezaron a cambiar para mí.



2 de noviembre de 2016

El día cero: Apostasía y Restauración

Un bien día, caminando por una calle cerca a mi casa, dirigía a mi casa después de un día agotador de trabajo, pensando en lo mal que salen las cosas a veces, pensando en que las cuestiones espirituales no existen y que las cosas de la vida son sencillamente una consecuencia de nuestros hecho, pero con una sensación interna de remordimiento por esos pensamientos.

De pronto se acercaron a mí dos jovencitas con una gran sonrisa, me abordaron y solo me preguntaron: "Hola hermana, cómo está", no pude negarme a contestar el saludo y sonreírles; de pronto surgió una pequeña conversación en la que ellas me preguntaron si conocía acerca de la Apostasía y la Restauración del Evangelio de Jesucristo, sin saber yo que esas dos palabras describían lo que yo pasaba en esos momentos y en lo que yo estaría por vivir.

En ese momento no conocía nada de los que esas jovencitas me hablaban, pero tuve un sentimiento de remordimiento y a la vez de tranquilidad porque sentía que mis dudas se podían aclarar. Ellas me invitaron a reunirnos en la Capilla Cayetano. Después de la sensación de ese día, naturalmente asistí a esa reunión, en donde comenzó un gran cambio y una nueva vida.

Desearía mucho poder comunicarme nuevamente con las Hermanas Santillana y Valdiviezo, y contarles que me ayudaron mucho aunque solo nos reunimos una vez, y agradecerles por tanto.